PRECARIEDAD EN EL SECTOR AERONÁUTICO (COORDINADORA DEL SECTOR AERONÁUTICO DE SEVILLA)

La realidad de los trabajadores y trabajadoras de la industria aeronáutica de Andalucía, y más concretamente de Sevilla, está lejos de la historia novelada que sobre nuestro sector se cuenta. El día a día en nuestras empresas se caracteriza por las amenazas, los despidos, las coacciones, el acoso, las persecuciones y la precariedad, que aún hemos de soportar todos los que tenemos nuestra forma de vida ligada a esta industria.

Lo que no nos cuentan es que en los últimos años hemos perdido todas las capacidades ligadas al I+D+i de este importante sector tecnológico, quedando relegados empresas y trabajadores a ser meros proveedores del gigante aeronáutico, en una situación de debilidad frente a los intereses del constructor, sin prácticamente resistencia alguna.

En ese escenario, y tras el accidente del A400M, estamos comprobando cómo las distintas empresas están aprovechando para reestructurar a sus  plantillas, realizando despidos injustificados, bajada de sueldos, perdida de complementos, pluses, etc., aumentando las jornadas y ritmos de trabajo, para garantizar lo que ellos entienden que son sus beneficios.

Es lo que está ocurriendo en GALVATEC, donde acaban de despedir a 9 trabajadores, que se suman a los que ya despidieron antes del verano.

Las condiciones laborales de estas empresas, muchas de ellas instaladas en Aerópolis gracias a innumerables subvenciones públicas, pasan por la contratación a través de ETT´s, para cubrir puestos estructurales de sus plantillas, la presencia de alumnos en formación que emplean como mano de obra GRATIS, con “ofertas” que llegan a la propuesta estrella de repetir las prácticas no remuneradas para tener una mayor posibilidad de hacerse con un ansiado puesto de trabajo que finalmente nunca se materializa.

La ingeniería mal pagada y exprimida, con jornadas eternas y sueldo que poco deja ver que esto sea un sector en auge. Y cuando todo ello falla, la subcontratación de paquetes de trabajo completos, que son los que en definitiva garantizan nuestros puestos de trabajo, bajando un eslabón más en cuanto a precariedad, con todo lo que ello conlleva.

En ese sentido, grandes remesas de jóvenes trabajadores son engañados, ya que los programas implementados no terminan de despegar y la industria del sector aeronáutico en Andalucía no genera las deseadas estructuras estables, sino que en numerosas ocasiones éstas parecen estar creadas para su deslocalización y posterior venta al mejor postor, en el momento que ellos estimen oportuno.

La persecución a los que deciden organizarse y defenderse, las amenazas a quien intenta defender sus derechos con sanciones y despidos, tienen que ser respondidos por parte de los trabajadores con fuerza, unidad y contundencia. Nuestros intereses como clase trabajadora están por encima de estos empresarios y sus ansias de beneficio a costa de todo.

Desde CGT hacemos un llamamiento a la unidad, a la defensa de los intereses y derechos de la clase trabajadora, porque no podemos seguir viendo salir a compañeros despedidos injustamente. No podemos seguir bajo las amenazas constantes. No podemos seguir viendo como pisotean nuestros derechos sin que nada se mueva.

La  fuerza la tienes  tú. Somos  más  de 50.000  trabajadores  en  todo  el sector.

Defiende tú futuro, lucha por él.

 

¡¡¡ORGANIZATE    Y   LUCHA!!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *