MAS PRESIÓN A L@S COMPAÑER@S EN EDAD DE PREJUBILARSE (Sección Sindical de CGT-LKN en Volkswagen Navarra)

El pasalkndo miércoles día 23, en la reunión prevista para la firma del calendario n+¿?, la empresa informó que 32 compañer@s se habían acogido a las condiciones pactadas en el acuerdo de Bajas Incentivadas Individuales.

También informó que entre esa semana y la siguiente (suponemos que hasta el 7 de septiembre), convocará individualmente al resto de l@s afectad@s para que respondan si se van a acoger al acuerdo o no, y en qué fecha concreta abandonarán la empresa.

Es inadmisible someter a l@s compañer@s a una presión añadida, rayando el acoso psicológico, limitándoles el tiempo para decidir, a poco más de una semana, cuando es una de las decisiones más importantes a las que se van a ver forzados a tomar en su vida laboral, máxime cuando muchos de ellos ni tan siquiera conocen, oficialmente, cual sería la pensión de jubilación que les corresponderá a los 63 años, pues la Seguridad Social dice que en época de vacaciones no hacen estos estudios, pues están escasos de personal al no cubrirse las ausencias por vacaciones.

Con esta actitud, la Empresa está actuando de la manera más torticera, pero, es aún más deleznable la actitud  de las burocracias antisindicales firmantes del acuerdo, por permitir que la Empresa incumpla su propio acuerdo, que textualmente dice “las condiciones pactadas serán aplicables única y exclusivamente durante el año 2014”.

Que nosotros sepamos el año finaliza el 31 de diciembre, y solo a cada trabajador/a LE CORRESPONDE decidir la fecha y el momento de tomar la decisión, así como comunicárselo a la empresa, dentro de ese plazo.

L@s Trabajador@s no necesitan más presión añadida a la ya generada por la incertidumbre que les crea la posible reforma fiscal del Gobierno de Navarra, enviada por el Gobierno al Parlamento Foral para su aprobación a finales de este año, en referencia al porcentaje tributable de las cantidades a recibir por acogerse al acuerdo. En el régimen general del estado español, el PP ha aumentado recientemente dicho porcentaje del 60% al 70%. En consecuencia este es un dato que puede modificar las cuentas de cada uno.

Consideramos que para tomar este tipo de decisiones, SE REQUIERE TODA LA INFORMACION NECESARIA, Y TIEMPO SUFICIENTE PARA ANALIZARLA EN PROFUNDIDAD.

Este es un acuerdo firmado única y exclusivamente para 2014, y vuelven a jugar con la presión añadida de ¿y el año que viene, qué?, intentando obligar a l@s compañer@s a tomar decisiones con una espada de Damocles sobre sus cabezas.

Y es que, como ya dijimos anteriormente, además de lo que hemos dicho más arriba, este acuerdo suscita cuando menos muchas dudas.

¿Por qué no se ha firmado un acuerdo para toda la vigencia del convenio, y así cada cual puede tomar la decisión, tanto de acogerse al acuerdo como momento de hacerlo, dentro de dicha vigencia?

Por poner un ejemplo, con las condiciones económicas actuales, si un trabajador/a causa baja en la empresa en enero, a la cantidad tributable resultante de aplicar el porcentaje a lo que le corresponda por el acuerdo, sólo se le sumarían los salarios de esos días de Enero, y podrían deducirse las cantidades aportadas durante todo el año para seguir cotizando mediante el convenio especial con la Seguridad Social. De esta manera se reduciría en gran medida la base imponible para la determinación de la cuota a pagar del IRPF, lo que iría en beneficio de lo que le quedaría para poder vivir hasta su jubilación.

Haciendo una cuenta rápida, la diferencia entre irse el 31 de diciembre de 2014 y el 1 de enero de 2015 podría suponer a cada trabajador/a, más de 10.000 €.

¿Qué oscuros intereses se esconden no dando la posibilidad de acogerse al acuerdo a partir de enero? ¿Beneficia solo a la Hacienda Foral? ¿Hay más beneficiados? Son dudas razonables que nos asaltan, y cuya respuesta se nos escapa.

Sobre lo que no hay ninguna duda es, que quienes salen perjudicad@s, no son otr@s que tod@s l@s trabajador@s a l@s que no se les permite irse en enero.

Se trata de un acuerdo que empeora sustancialmente los acuerdos anteriores, en los que l@s compañer@s salían de fábrica en mejores condiciones económicas, y que no recoge cuestiones como el seguro de vida hasta los 65 años y la venta de coches, cuestiones que sí se incluían anteriormente. Un acuerdo que discrimina en lo económico a las categorías más bajas, a los MOI y TAS por edad, y que penaliza a quienes tienen menos antigüedad hasta el punto de que much@s no van a poder acogerse al mismo.

De hecho, aproximadamente el 70% de l@s compañer@s MOD que cumplen con los requisitos para acogerse al acuerdo, sufrirán algún tipo de penalización por no llegar a los 9 trienios de antigüedad, mientras que de todos los MOI y TAS, solamente uno sufriría dicha penalización. Por tanto, es evidente que l@s compañer@s MOD que menos salarios perciben, tienen mayor dificultad para salir de fábrica.

En definitiva, la decisión a la que se ven forzad@s a tomar l@s compañer@s, es la de cuánto dinero están dispuest@s a perder por no venir a trabajar, y escapar así del continuo deterioro de su salud, por las duras condiciones de trabajo que sufrimos, y si con lo que les quede después de tributar y cotizar, van a tener lo suficiente para poder vivir hasta acceder a la jubilación anticipada.

SALUD.                                                                                           Landaben, 3 de septiembre de 2014

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *