¿ESTAMOS SEGUROS? (Sección Sindical de CGT-LKN en Volkswagen Navarra)

lknHace dos semanas se produjo una situación de emergencia en el taller te pintura al vaciarse el tanque de CO2 de uno de los hornos. Como consecuencia de dicha situación la nave fue evacuada, aunque de manera poco ortodoxa por cuanto la sirena de evacuación no sonó, porque el jefe de Emergencia, que es a quien corresponde dar la orden de activarla, no lo hizo, provocando que una compañera tuviera que ser atendida con problemas respiratorios y posteriormente evacuada.

Esta forma de actuación ya ha sido denunciada por CGT ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, por entender que constituye un incumplimiento de lo establecido en el Plan de Autoprotección y Emergencia de Volkswagen Navarra S. A. a continuación reproducimos la denuncia.

 

A LA INSPECCION DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL DE NAVARRA

Pamplona/Iruña, a 18 de Junio de 2014

D. Xxxxxx xxxxxxxx xxxxxxxx, mayor de edad, con DNI nº xxxxxxxxxx, y con domicilio a efectos de notificación en C/ Compañía nº 9 1º Izda. de Pamplona/Iruña, ante este organismo comparece como Delegado de Prevención de Riesgos Laborales por la Confederación General del Trabajo (C.G.T.) en el Comité de Empresa de Volkswagen Navarra S.A., con domicilio en el Polígono Landaben s/n, y como mejor proceda en Derecho, DICE:

Que el pasado día 17 de Junio de 2014, hacia las 14,00 horas se produjo una situación de riesgo para la Seguridad y Salud de los Trabajadores en el taller de Pintura.

Que dicha situación vino como consecuencia del vaciado del tanque de CO2 de uno de los hornos del taller, en la cota 11, lo que provocó la activación del Plan de Autoprotección y Emergencia.

Al parecer y según las explicaciones recibidas, se debió a un fallo de codificación e un pulsador de aviso, que por mal funcionamiento dio la orden de vaciado del tanque.

Que, al recibir el aviso en el C.O.S., se personaron en el lugar el personal de Bomberos, de Seguridad y del Servicio Médico.

Que al ver que la neblina de polvo se propagaba por la nave, se decidió evacuar la misma.

Que según el Plan de Autoprotección y Emergencia, el Plan de Evacuación se inicia cuando comienza a sonar la señal de alarma en el recinto, consistente en una señal acústica potente y prolongada, que se activa desde el C.O.S., a petición del Responsable de Seguridad.

Que para proceder a la evacuación, no se activó la alarma en la nave, dándose las circunstancias de que hubo personal que no se enteró, en principio, que se estaba evacuando, hasta el punto de que una trabajadora de la subcontrata que gestiona el almacén de Mantenimiento de Pintura, aunque salió por su pie de la nave, tuvo que ser evacuada de fábrica por problemas respiratorios.

Que, de la misma manera, el personal que en esos momentos se encontraba en la consulta de oftalmología, situada en la misma nave, tuvo que ser avisado de viva voz para su evacuación.

Que consideramos que todo lo aquí expuesto constituye un incumplimiento de lo establecido en el artículo 20 de la Ley 31/1995 de 8 de Noviembre de Prevención de Riesgos Laborales, tipificado como infracción grave en el artículo 12.10 del Texto Refundido de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social.

Es por todo lo anterior, que me dirijo a esta Inspección de Trabajo y Seguridad Social, para que, con la mayor celeridad posible, gire visita inspectora a las instalaciones de la empresa VW-Navarra, a fin de comprobar y valorar los hechos descritos anteriormente y, al amparo de la legislación vigente,  dada la gravedad de lo aquí reflejado y las consecuencias que podrían haberse derivado, levante las correspondientes actas de infracción, proponiendo las sanciones correspondientes, a fin salvaguardar la Salud y la Seguridad de los Trabajadores.

Sin más asuntos que tratar, esperando una pronta contestación,

Atentamente.”

 

Valoración de CGT.

Lo sucedido esta vez no debería suponer nada más allá de la “normalidad” de esta empresa, en la que la plantilla no identifica las sirenas de alarma, y no sabe cómo actuar ante las mismas cuando se realizan simulacros, simulacros en los que los perros corren a comerse las vísceras esparcidas para darle más realismo, una empresa en la que un derrame de gasolina que también es una situación de emergencia, se subsane incumpliendo todo lo incumplible.

Podríamos seguir contando situaciones de “normalidad”, pero lo sucedido esta vez ha ido un paso más adelante. Ya simplemente, no se activan las sirenas de evacuación.

CGT ha denunciado en incontables ocasiones los riesgos a los que estamos sometidos por el agresivo proceso productivo. Pero ya no es cuestión de que enfermemos y nos accidentemos trabajando, sino que situaciones como estas nos hacen ver que también estamos expuestos por el mero hecho de estar trabajando.

 

¡NUESTRA SEGURIDAD Y NUESTRA SALUD, ESTA EN MANOS DE LA SUERTE!

Landaben, 3 de Julio de 2014.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *